Cepillos interdentales

cepillos interdentales o interproximales

¿Qué es un cepillo interdental?

El nombre ya nos da una pista. Un cepillo interproximal o interdental es un cepillo de tamaño reducido cuya finalidad es acceder con mayor facilidad a los espacios interdentales, para lo cual  tiene un tamaño mucho más pequeño que uno convencional y cuenta con un cabezal cilíndrico.

Su función es eliminar la placa causada por los restos de comida y las bacterias que anidan en los espacios que se encuentran entre las piezas dentales.

¿Qué clases de cepillos interdentales hay?

Podemos distinguir dos tipos de cepillos interdentales:

  • rectos 
  • acodados

El uso de estos últimos es el más extendido, pues su manejo es mucho más sencillo.

Además, podemos clasificarlos en función de su tamaño, pues cada grosor tiene asignado un color diferente, y la elección de uno u otro vendrá condicionada por el espacio interproximal que tengamos en nuestra dentadura, tenga o no implantes.

Es importante que sean los filamentos y no el alambre los que hagan contacto con ambas piezas dentales, para arrastrar la placa bacteriana.

De ahí la importancia de escoger un cepillo interproximal que se ajuste al espacio interdental.

En caso de emplear uno de un grosor inferior al indicado, los restos de comida no se eliminarán de la manera deseada.

La importancia de elegir y usar correctamente un cepillo interproximal

Cuando el espacio entre los dientes es abierto, se recomienda la utilización de cepillos interproximales para poder eliminar eficazmente el biofilm o placa bacteriana que hay entre los dientes.

¿Qué tamaño debe tener un cepillo interdental ?

Para elegir el cepillo interproximal que mejor se adapte a tus necesidades, es importante tener en cuenta los siguientes parámetros:

  • Espacio o tamaño entre los dientes (PHD: Passage Hole Diameter)
    • Número de localizaciones dónde usar un cepillo interproximal
    • Zona en la que se encuentren las localizaciones (sector anterior de la boca: incisivos y caninos o sector posterior: premolares y molares)

Si no conoces el PHD que corresponde al espacio interproximal, se aconseja inicialmente elegir el tamaño más pequeño e ir incrementando la talla si el cepillo trabaja holgadamente. Además si tienes diferentes localizaciones es importante que uses diferentes cepillos interproximales según el tamaño de cada uno de los espacios.

Para zonas anteriores se recomienda el uso de cepillos interproximales con mango recto.

Para zonas posteriores como premolares o molares, los cepillos que presenten un cabezal angulado te ayudarán a realizar una correcta limpieza interproximal.

De todos modos, los cepillos interdentales con mango y cuello flexible sin efecto memoria permitirán adaptarse tanto a las zonas anteriores como a las posteriores, siendo de gran ayuda cuando se tienen espacios interproximales del mismo tamaño en varios zonas o localizaciones de la boca.

¿Como utilizar un cepillo interdental ?

Para una correcta utilización del cepillo interdental, se deben seguir los siguientes pasos:

Utilice el tamaño de cepillo más adecuado para cada espacio. El cepillo debe introducirse holgadamente, de modo que sean los filamentos, y no el alambre, los que estén en contacto con los dientes.

  • Mueva el cepillo desde dentro hacia fuera, sin hacerlo girar.
  • Repita estos movimientos desde la cara interna de los dientes.
  • En el caso de los cepillos interprox® con flexibilidad en cuello y mango, flexione el cuello (no el alambre) y/o el cuerpo del cepillo para formar el ángulo adecuado.
  • Para una limpieza más completa se recomienda poner una gota de gel dentífrico en el cepillo.

¿Quién puede usar un cepillo interproximal?

El uso del cepillo interdental está aconsejado para todas aquellas personas que no son capaces de eliminar de forma eficaz los restos de comida a través del hilo dental.

Este tipo de cepillos están especialmente recomendado en personas que llevan implantes dentales o que tienen enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis).

La pérdida de hueso y la retracción de encías causadas por estas patologías suponen que los espacios interdentales sean mayores, por lo que la seda dental resulta insuficiente.

Mantener unas adecuadas rutinas de limpieza bucal es esencial para evitar que la gingivitis siga avanzando y, en los casos más graves cuando ya ha pasado a ser piorrea, terminen provocando la caída del diente.

Además, los cepillos interdentales son un instrumento muy útil para pacientes que hayan comenzado un tratamiento de ortodoncia fija (brackets linguales, de zafiro o metálicos).

Compartir:

Color Skin

Nav Mode

e•dent odontologia usa cookies propias (necesarias) para personalizar el contenido, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Más Información.